Voto útil. Objetivo 2018

1

La pregunta no es si ganarán o no, sino cuando ganarán. Las izquierdas van a gobernar en España. Gobernarán tras estas elecciones o, en caso de no conseguirlo, en las que se convocarán dentro de dos años en el 2018. Si por casualidad el Partido Popular lograse formar gobierno tras el 26J, lo formaría con la imprescindible abstención del PSOE. Y el PSOE, en esas circunstancias, no  podría permitirse mantener con su abstención a un gobierno “de derechas” durante cuatro años. No con Unidos-Podemos recordándoles continuamente desde la oposición que el PP gobierna gracias a ellos. Parece evidente que en dicha situación el PSOE se vería abocado a plantear una moción de censura como muy tarde en el segundo año de legislatura, para así poder forzar unas nuevas elecciones en 2018 en las que poder presentarse  sin el lastre de su apoyo implícito al gobierno del PP durante cuatro años. Y para entonces, un gobierno débil del PP no lograría lo que no logró con una holgada mayoría absoluta, es decir parar el asalto al poder del Populismo. Y, en esas mismas circunstancias, un PSOE debilitado tras haber dejado gobernar al PP sería barrido por ese mismo Populismo. Así pues, la opción de un nuevo Gobierno del PP hoy, es garantía un gobierno de Unidos-Podemos en el 2018. Quizás no es lo que usted quiere oír, pero es la realidad: Votar el 26J  al actual PP, es apostar por que Pablo Iglesias sea presidente en 2018.

Publicidad

Por otra parte, y para quien todavía conserve la fe en el futuro del PP, la formación de un gobierno del PP tras el 26J impediría la necesaria renovación de líderes e ideas en el PP, permitiendo perpetuarse en el poder a la actual cúpula socialdemócrata un par de años más.

A la luz de lo anterior, y si es usted de aquellos que concibe su voto de una forma utilitarista y pragmática, debería plantearse que su objetivo en este 26J  consiste en impedir el acceso de Unidos-Podemos a la categoría de primera fuerza política de la izquierda y simultáneamente lograr una derrota electoral del PP que le  fuerce a renovarse internamente. Una derrota del PP que estuviese capitaneada por una fuerza de izquierdas que no sea Unidos-Podemos. Fuerza de izquierdas que, a día de hoy, no puede ser otra que el PSOE. Un PSOE que solo o en compañía de otros, gobernase España durante una legislatura de cuatro años (dos, si es en un gobierno de coalición con Unidos-Podemos).

Publicidad

¿Esa hipotética legislatura del PSOE sería buena para España? Obviamente no, sino todo lo contrario. Y precisamente por ello, cabría la esperanza de que alguien pudiese disputarle a la izquierda el gobierno en las siguientes elecciones. Porque recuerde, el voto útil no debería buscar  tener un buen gobierno tras el 26J, sino evitar a toda costa el acceso al gobierno de Unidos-Podemos como fuerza hegemónica de la izquierda, ahora o en el 2018. Así que si usted pretende votar en base a sus convicciones,  vote a quien las represente. Pero si usted prioriza votar para impedir el acceso de Unidos-Podemos, ahora o dentro de dos años, a la presidencia del gobierno, el 26J vote PSOE. Ese, y no otro, es el verdadero voto del miedo, el penoso voto útil del 26J.

El Club de los Viernes
El Club de los Viernes
Publicidad
Compartir
Sergio José Marqués Prendes
Licenciado en Veterinaria por la Universidad de León. Desarrollo de productos de producción animal para el sector privado.

1 Comentario

  1. Buen análisis a medio plazo de aquí a dos años. El PSOE no puede abstenerse para que gobierne el PP por los motivos ya dichos. Se puede apelar a que presida una persona no metida en política, tecnócrata o un diplomático. O la última PSOE y CS en el gobierno y PP se abstiene. Muchas estrategias puede haber, pero otra vez elecciones… Cuantos más votos del PSOE se fueran a CS mejor, por que así ya se haría lo más previsible. Santamaría presidenta y con la colaboración de CS, claro si dan los numeros.

Deja un comentario