Un necesario Gran Consenso frente al separatismo

1

El 9 de enero, al borde de la convocatoria de nuevos comicios, se produjo el acuerdo entre el bloque secesionista en el Parlamento de Cataluña. Desde Madrid se emitía un comunicado que decía que “El Gobierno de España quiere recordar que todos estamos sometidos al imperio de la Ley y más aún aquellos a quienes se les encomienda la representación de las instituciones” añadiendo que “el pasado 2 de diciembre el Tribunal Constitucional ya acordó, por unanimidad, declarar nula por inconstitucional la Resolución I/XI del Parlamento de Cataluña”.

Publicidad

Una respuesta insuficiente al desafío separatista a menos que en el Congreso, recién constituido, se alcance un amplio acuerdo en defensa de la Carta Magna y la legalidad. Esto sería un aval para que el Ejecutivo tome las medidas adecuadas.

Lo deseable sería acelerar la formación del nuevo Gobierno, o en su defecto que las Cortes concedan un apoyo al Ejecutivo en funciones para que actúe frente a una más que posible deriva inconstitucional del nuevo Parlamento de Cataluña. PP y Ciudadanos secundarían este mandato, la duda es ¿y el PSOE? Estará dividido entre los que apoyan la unidad de España y los que son tibios con el independentismo. En el caso de Podemos, no le interesa retratarse dado que la composición de su grupo parlamentario es una sopa de letras de radicales y secesionistas.

Publicidad

Ante uno de los escenarios más complejos de nuestra historia reciente, es necesario un Ejecutivo que debe tener como líneas básicas el impedir la independencia de Cataluña y un consenso para perseverar en las grandes reformas que necesita España. Pero mucho me temo que nuestros políticos no cederán un ápice por el interés general y se atrincherarán en sus intereses de partido.

Publicidad
Compartir
Diego Jesús Martínez García
Licenciado en Derecho. Máster en Derecho Penal. Interesado en política y economía. Creo en España y la libertad.

1 Comentario

  1. Todos sabemos que los separatistas tanto catalanes como vascos no tienen a día de hoy esperanza alguna en independizar sus comunidades para hacerlas países soberanos e independientes, por tanto, el gobierno de turno a nivel estatal debería de seguir por la línea que ha estado usando el Partido Popular cuando ha gobernado dejando claro a los separatistas que sus intenciones incumplen la Constitución española y el poder judicial actuará en consecuencia.

Deja un comentario