Un Gran Pacto de Estado es posible

1

A nivel económico nos encontramos inmersos en una situación delicada. Estamos saliendo de la crisis poco a poco y con dificultad. Aún existen importantes desequilibrios a los que debemos dar respuesta y, sin embargo, ya hay quien se ha pronunciado sobre la inviabilidad de formar gobierno, proponiendo la convocatoria de un nuevo proceso electoral. Yo creo que esta no es la solución, fundamentalmente porque el parlamento volvería a quedar atomizado, y se repetiría el proceso. La solución pasa por afrontar el problema y buscar consenso entre las diferentes agrupaciones. Y necesitamos que esto ocurra para no revertir la recuperación económica que está teniendo lugar.

Publicidad

Actualmente, el principal problema de la ciudadanía reside en el deterioro del mercado laboral, la elevada tasa de desempleo, la contracción de la demanda interna y, en definitiva, todo aquello que tiene que ver con lo económico, o que deriva directamente de lo económico. Y precisamente en lo económico podemos encontrar consenso.

En el ámbito laboral, Sevilla, responsable económico del PSOE, defiende la simplificación de las modalidades laborales, dejando únicamente el contrato indefinido, el temporal y el de formación. Por su parte, Garicano, responsable económico de Ciudadanos, aboga por reducir al máximo las modalidades de contratación, estableciendo únicamente un contrato con indemnización progresiva. Por último, Guindos, actual ministro de economía, entiende que la burocracia lastra enormemente el desarrollo económico, es decir, que también entiende que es necesario simplificar la relación empresa-administración.

Publicidad

Referente a la política fiscal, tanto la tasa de endeudamiento, como el déficit, vienen limitados por Bruselas, es decir, que la austeridad fiscal también será necesaria en esta legislatura. En este sentido, cualquier gobierno tendrá que respetar los acuerdos establecidos entre la Unión Europea y el país miembro, lo cual implica, en el caso de España, reducir el déficit y la tasa de endeudamiento. No obstante, cabe la posibilidad de que las tres formaciones soliciten conjuntamente una “carencia” o cierto grado de flexibilización en esta materia. Por tanto, creo que en este ámbito podrían llegar a un acuerdo común.

Sobre el sistema fiscal y tributario también existen puntos de encuentro. Asimismo, tanto PSOE como Ciudadanos, proponen un tipo mínimo nacional en el Impuesto de Patrimonio y, con respecto al IVA cultural, las tres agrupaciones defienden bajarlo.

Publicidad

El Impuesto de Sociedades también podría reformarse, eliminando deducciones y bajando el tipo general y, sobre el IRPF, también podría buscarse algún punto de encuentro que favoreciese a las rentas bajas y medias.

Por último, cabe apuntar que las tres agrupaciones defienden el “Estado de Bienestar”, y todas ellas van a defender una cartera de servicios mínimos que podrán ampliarse a medida que la economía mejore.

Además, podría aprovecharse la tesitura actual, para tratar de aprobar otro gran pacto en el ámbito de la educación, cuya vida útil sea, al menos, de 15 o 20 años. Esto también es algo fundamental e inaplazable, que debe llevarse a cabo buscando el consenso de la mayor parte de agrupaciones con representación parlamentaria.

Nuestros políticos deben entender que ya no vivimos en trincheras, y que necesitamos un parlamente sólido y unido para acometer con contundencia los principales desafíos nacionales: desempleo, independencia catalana y Estado Yihadista.

En definitiva, necesitamos que estas negociaciones entre los líderes políticos tengan lugar cuanto antes, para así constituir un gobierno fuerte que permita despejar la incertidumbre que ya existe en los mercados.

Compartir
José Cristian Callejón Villalobos
Titular de “Asesoría Callejón” y autor de “El Resultado de un Proceso Burbujístico”. Economista, Máster en Dirección de Empresas y esperando retomar el doctorado de Economía Financiera.

1 Comentario

Deja un comentario