PACMA, primera fuerza política sin representación parlamentaria

1

En las últimas elecciones hemos presenciado como un nuevo partido, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), ha crecido de forma exponencial convocatoria electoral tras convocatoria electoral.

Publicidad

La formación política fue fundada en 2003, después de que unas “personas” entraran en una perrera de Tarragona y les amputaran, con una sierra, las piernas a 15 perros.

Sin embargo, la Ley D’Hondt impide que este partido obtenga representación parlamentaria, a pesar de que el 20D ya dobló resultados y superó a UPyD y, ahora, ha crecido un 30%, llegando a 284.848 votos para el Congreso de los Diputados, equiparándose así a partidos como PNV con 286.215 papeletas. En este sentido, se ha consolidado como la primera fuerza extraparlamentaria, es decir, son el primer partido sin representación en el Congreso.

Publicidad

Desde la formación denuncian que “existen intereses ocultos de no sabemos quién” que impiden que aparezcan en los sondeos en intención de voto que realiza el CIS.

Lo más curioso de la formación es que no aspiran a gobernar, sino a obtener representación parlamentaria que les permita “dar voz” a los animales, “que están siendo ignorados por los políticos actuales”.

Publicidad
Compartir
Victor Sánchez
Periodista, colaborador de diferentes medios de comunicación y amante de la verdad.

1 Comentario

  1. Con una ley electoral justa Pacma hubiese tenido 4 diputados en el Congreso. Otros partidos políticos con muchísimos menos votos han logrado representación. La reforma de la ley electoral es totalmente necesaria y debe hacerse en la próxima legislatura, sin excusas ni demoras. Que no primen intereses partidistas con los que las cuatro grandes formaciones nacionales y las formaciones nacionalistas tradicionales se benefician del actual sistema de reparto. Que en la nueva legislatura exista una verdadera voluntad (entre las fuerzas con representación parlamentaria) de reforma consensuada y justa para todos. Mientras los grandes partidos aspiran a alcanzar el Gobierno, lo que Pacma pretende es llegar a las instituciones para dar voz a “los sin voz” (defensa y derechos de los animales, cuidado del medio ambiente y justicia social para las personas). Tres causas justas que necesitan de una nueva ley electoral que sea realmente justa para todos.

Deja un comentario