Negro panorama de la mano de Sánchez

1

Los socialistas han presentado un documento sobre el que pivotará la negociación de investidura con Ciudadanos y, si Iglesias levanta su veto, con Podemos.

Publicidad
Fuente: Imagen extraída de ignaciotrillo.wordpress.com
Fuente: Imagen extraída de ignaciotrillo.wordpress.com

Si consideramos un aspecto dominante en la propuesta que será objeto de negociación, es su fuerte involución y giro a la izquierda. Lo revela en materia fiscal, donde postula la rancia receta de penalizar la riqueza, pidiendo un mínimo común para el Impuesto de Patrimonio y prometiendo crear una comisión que le asesore en una propuesta para la “tributación de la riqueza”.

El ánimo rupturista queda aún más nítido en cuanto a las reformas implantadas por el PP. Pedro Sánchez aboga por cambiar legislación que ha resultado enormemente positiva, como la Ley de Unidad de Mercado o derogar la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

Publicidad

Sobre todo ello destaca su intención de acabar con la reforma laboral, quitando poder a los convenios de empresa y abogando por cambios en el despido colectivo. Otra conclusión que se extrae del texto es la apuesta del PSOE por el gasto público, promete multitud de programas públicos y regar de subvenciones a todo tipo de colectivos. ¿Cómo piensa evitar un déficit desbocado? No lo aclara en absoluto.

El líder socialista espera aplicar este programa con el permiso de la Unión Europea, a la que va a pedir unos plazos más flexibles en la reducción del déficit. Pedro Sánchez promete unicornios, retrotrayéndonos al peor zapaterismo, lo cual es peligroso en la medida que dibuja un panorama nada alentador para España.

Publicidad
Compartir
Diego Jesús Martínez García
Licenciado en Derecho. Máster en Derecho Penal. Interesado en política y economía. Creo en España y la libertad.

1 Comentario

Deja un comentario