Los colores de la política

3

Una de las primeras ideas que se hace hueco en nuestra mente desde que empezamos a aprender términos políticos hace referencia a los colores. Cada partido, ya sea por su logotipo o por la historia que lo precede, se relaciona con un color. Sin embargo, dicho uso del color tiene un trasfondo científico y sensorial. Además, los colores varían de un país a otro o de una civilización a otra.

Publicidad
Fuente: Imagen extraída de taringa.net
Fuente: Imagen extraída de taringa.net

Los responsables de la percepción del color son unas células situadas en la retina que reciben el nombre de “conos”, debido a su morfología. Necesitan luz para actuar. De ahí la inexistencia del color sin presencia de luz.

Uno de los colores con mayor relevancia en términos políticos es el azul. En Europa es sin duda el color de la derecha, asociada a ideologías conservadoras. ¿Por qué existe tal asociación? En el S. XVII los conservadores británicos (siendo el Reino Unido el primer país en adoptar la monarquía parlamentaria), ya poseían un escudo de este color.

Publicidad

En Francia, curiosamente, el color azul comenzó siendo un color “republicano”, que se oponía al blanco que empleaba la monarquía y al negro de los partidos clericales. Fue desplazado pues, el azul a la derecha por la influencia británica antes comentada. Además, en el caso de Francia, los republicanos moderados se sentaban a la derecha del Parlamento, mientras que los más radicales se sentaban en el margen izquierdo de la cámara. De ahí surgirían más tarde los términos “derecha” e “izquierda” política.

En España no puede explicarse el fundamento del color de la política sin mencionar a los “Camisas Azules”. Todos aquellos partidos europeos con tendencias similares al Fascismo empleaban el color azul, que desde los años treinta se asociaba al nacionalcatolicismo. El uso de esas camisas dio nombre a La Divisón Azul, que combatió en La Seguna Guerra Mundial en apoyo de Alemania.

Publicidad

El opuesto al azul es sin lugar a dudas el color rojo. ¿Cuál es su historia? El rojo en política es algo más reciente que el azul. Surge en la Revolución Francesa y está asociado, como indica la misma, a La Revolución. En concreto es en 1.791 cuando comienza a usarse. En los países con orientación marxista fue el símbolo de los movimientos de carácter obrero. Mientras tanto, el resto del mundo lo empleó como símbolo de los partidos socialdemócratas. En el caso concreto de Venezuela, el comunismo recibe el nombre de Chavismo, y el color es también el rojo.

Hasta ahora parece que la división azul-roja es más o menos la misma en lo que respecta a sectores políticos en todo el mundo. Sin embargo, en Estados Unidos la divisón puede ser más caótica o incluso, romper todos los parámetros habituales en el resto del globo. El Partido Demócrata utiliza el color azul. Puede llevar a confusión pues a día de hoy es más cercano a un partido progresista. ¿A qué se debe? A lo largo de la historia, la posición de dicho partido en lo que respecta a derecha o izquierda ha variado mucho, siendo considerado en la actualidad como un partido de izquierda, aunque con tendencia socioliberal.

Compartir
Juan José Alférez Cara
Biólogo y escritor aficionado. Periodista científico en informeinsolito.com , encargado de la sección de Mundo Natural. Hablo inglés, francés e italiano. Experto en la medición del efecto del cambio climático en reptiles ibéricos.

3 Comentarios

  1. En Argentina tenemos a los azules = Peronistas / Kirchnerista. Después los rojos = Radicales, que ya ni existen ni tienen fuerza política y solo se unieron a Macri pensando que iban a sacar redito pero no. Por último los amarillos = PRO, actual gobierno con el cual no comparto absolutamente nada. Estos son los 3 principales, tenes de izquierda que usan el rojo y los socialistas que los he visto con el azul.
    Un saludo!.

    • Estimado lector,
      Me informé sobre ello. Creo recordar lo del amarillo en el caso de Macri, por ejermplo. Lo que pasa es que de eso tenía idea de que saliesen más artículo más adelante. Quise darle un enfoque más limitado al viejo continente, aunque mencionando el caso de Estados Unidos solo como contrapunto. Más adelante escribiré sobre más colores y más países.
      Un saludo.

Deja un comentario