La estrategia del miedo

6

Me produce desasosiego pensar que la estrategia que ha conseguido mejorar los resultados de un PP a la baja, encabezado por un Presidente del que la gran mayoría desconfían por sus claras implicaciones en el caso Bárcenas, por no haber cumplido las cuestiones más importantes de su programa y haber continuado con las mismas políticas de Zapatero, ha sido la del miedo.

Publicidad

Miedo a que nos gobierne un partido comunista, en ningún caso “socialdemócrata”, con todo lo que conlleva en cuanto a pérdida de libertades, generación de pobreza y todo lo que podemos ver en cualquier régimen similar, aunque eso sí, siempre en nombre de los “ciudadanos y ciudadanas”. Todo un montaje de su Neolengua como suele utilizar toda ideología intervencionista sin la que les sería imposible moldear sus pensamientos.

Miedo a que destruyan todo lo conseguido durante sus cuatro años de gobierno en el que prácticamente la única actuación ha sido la mini reforma laboral, que al igual que el gobierno de Zapatero, se vio obligado a realizar. Si ha sido un gobierno con mayor estabilidad económica ha sido por el manguerazo de liquidez del BCE y porque, en teoría, ofrece mayor confianza que el citado ZP.

Publicidad

Desasosiego porque la estrategia ha estado basada en potenciar a Podemos con la intención de debilitar al PSOE. Un Podemos que ha estado presente de forma continua en los medios de comunicación de masas y en lo que el Presidente del Gobierno tiene mucho que ver. Nada mas hay que ver a quien culpa Pedro J. Ramírez de su expulsión del diario “El Mundo” y la forma que tiene el Gobierno de influir en las líneas editoriales. Y de un Gobierno que es capaz de poner en peligro a todo un país simplemente por cuestiones electorales no puede salir casi nada bueno.

España sangra por los casos de corrupción y necesita de una verdadera regeneración democrática que si Rajoy con mayoría absoluta ha sido incapaz de realizar, posiblemente por sus posibles implicaciones en el caso Bárcenas y otros que pudieran salir, poco probable es que la lleve a cabo en un hipotético gobierno del PP con la autorización, de una forma o de otra, de C’s y del PSOE.

Publicidad

El horizonte que se vislumbra, por tanto, tras el 26-J es poco recomendable por la incertidumbre que genera: ¿cuántas elecciones serán necesarias para que tengamos un gobierno?; y cuando se consiga, ¿qué partidos lo apoyarán? ¿Qué estabilidad tendrá? Con este escenario en el que nadie puede saber qué leyes laborales, fiscales, etcétera, regirán en los próximos años, ¿quién se atreve a invertir?

El Club de los Viernes
El Club de los Viernes
Compartir
José Almagro
Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. Profesor de F.P. rama Administración y socio de El Club de los Viernes.

6 Comentarios

  1. Señor profesor , cuando usted habla de corrupción esta utilizando la “neolengua” . Lo que pasa en es que somos un un pueblo algo pícaro que nos gusta comprar sin iva, enchufar a los nuestros etc. El ataque de puritanismo inquisitorial que nos ha entrado, bien pudiera ser la Neolengua que aprovechamos para atacar a Felipe, Rajoy o al de turno .
    Seria mejor que desde la educación se enseñarán valores de honradez, trabajo, patriotismo y conseiríamos una sociedad mejor y dejarnos de tanta política .

    • Estoy en gran parte de acuerdo. Pero, al igual que en la mayoría, de los ámbitos, la educación es un sector muy intervenido donde impera el consenso socialdemócrata y el socialismo. No existe una educación libre en la que los padres puedan elegir un centro acorde a sus valores y no los impuestos por el gobierno de turno.

Deja un comentario