Fortalezas, debilidades y principal objetivo del sistema financiero

0

El sistema financiero de una sociedad está compuesto por el conjunto de instituciones, medios y mercados que tratan de canalizar el ahorro de las unidades excedentarias de recursos hacia aquellas deficitarias o demandantes de financiación. En este sentido, los mercados enlazan a los diferentes agentes económicos a través de la transformación de los distintos activos o pasivos, facilitando así la participación en los mismos y mejorando la utilidad del usuario.

Publicidad

Sin embargo, el sistema bancario se enfrenta a un balance en el que sus pasivos son de muy corto plazo (cuentas corrientes y de libre disposición) y los activos son no corrientes o de muy largo plazo, ya que son préstamos hipotecarios de baja liquidez y rentabilidad no siempre garantizada. Los Bancos Centrales deben su existencia a esta característica fundamental, ya que son los prestamistas en última instancia de la banca comercial y de inversión.

Por todo ello, la solvencia del sistema financiero y el sistema bancario, que es la fuente tradicional de financiación para familias y empresas, guarda una profunda correlación con el desarrollo de la sociedad en la que se encuentren instalados, ya que garantiza financiación para acometer inversiones y además, ofrecen una amplia gama de productos de ahorro e inversión para los agentes económicos con superávit.

Publicidad
Publicidad
Compartir
José Cristian Callejón Villalobos
Titular de “Asesoría Callejón” y autor de “El Resultado de un Proceso Burbujístico”. Economista, Máster en Dirección de Empresas y esperando retomar el doctorado de Economía Financiera.

No hay comentarios

Deja un comentario