¿Es coherente el discurso de Martu Garrote?

0

Martu Garrote es una de las voces que más están sonando en los últimos meses en el PSOE, especialmente en la federación madrileña, a la cual pertenece, y la que ha sufrido uno de los golpes más duros en las elecciones generales del pasado 20 de Diciembre, pasando a ocupar la cuarta posición política en número de votos, y dejando fuera del congreso a personajes tan conocidos del socialismo español como el político vasco Edu Madina.

Publicidad

Últimamente hemos visto como voces del antiguo PSOE, muchos de los cuales ya no están en la política activa, algunos incluso han sido ministros en otras etapas, han alzado su voz contra el modelo actual que parece estar siguiendo el partido, y que parece estar conduciéndolo a un callejón sin salida cuyo final no ven, o no parecen querer visualizar Pedro Sánchez y su mano derecha, César Luena.

Comentarios como los de Corcuera, ex-ministro socialista referente para este dúo dinámico socialista, han constituido verdaderos bombardeos de artillería pesada en las últimas semanas. Sin embargo, no todas las críticas han venido del sector más antiguo del PSOE.

Publicidad

Como hemos comentado en anteriores artículos, Pedro Sánchez resume su historia en el PSOE como una constante exhibición de músculo. Sus constantes golpes de puño sobre la mesa llevaron hace tiempo a abrir un expediente a Martu Garrote, por mostrarse contraria en determinados casos a la actitud del actual secretario general de los socialistas españoles.

Martu Garrote es jurista, joven, dinámica, sonriente y profesional. Se ha ganado un lugar especial en las tertulias televisivas de diferentes medios de comunicación.

Publicidad

Sin embargo, hay algunas cosas que no terminan de cuadrar. Cierto es que ha sido crítica con los resultados de su partido en determinadas circunscripciones. Sin embargo, no ha sido tajante a la hora de criticar las razones por las cuales el PSOE ha perdido el fuelle electoral que había tenido hasta entonces. Hay una expresión que ella misma puso de moda: “ELECCIÓN ENTRE SUSTO O MUERTE”. Especialmente en referencia a dos casos:

-Ayuntamiento de Badalona, donde el PP fue la fuerza más votada, e incluso subió en apoyos con respecto a las elecciones municipales de 2011. Sin embargo, no alcanzó la mayoría absoluta (sin duda el dato general que resume todos los comicios acontecidos en España durante este último año 2015, la falta de las tan codiciadas mayorías absolutas). La segunda fuerza política en el consistorio fue una amalgama de partidos entre los que se encuentran PODEMOS y La CUP (Candidatura de Unidad Popular), a la que por desgracia el PSOE, PSC en la región catalana, decidió dar el apoyo para investir alcaldesa a su lider en la ciudad catalana. Todo ello a pesar de que la victoria del PP, si bien no llegó a la mayoría absoluta, fue bastante holgada en la que es la tercera ciudad más importante de Cataluña, y la única junto con Castelldefels en la que la formación de centro-derecha fue la fuerza política que más voto obtuvo. Garrote ha sido además firme defensora de la posición del PSC en lo que a la defensa de la unidad nacional respecta. Todo ello parece constrastar con las críticas al partido por parte de ella misma en el pasado.

-Ayuntamiento de Madrid, sin duda, la circunscripción más cercana a ella misma. El apoyo de los socialistas, con la posterior dimisión de Antonio M. Carmona a Manuela Carmena para poder ser alcaldesa aún sin ser la más votada, también fue para Martu Garrote una elección entre “susto o muerte”. El problema de las elecciones entre distintas formaciones es que, el susto o la muerte no es para los que llevan a cabo esas alianzas, sino para los habitantes de las circunscripciones en las que dichos pactos tienen lugar.

Cuando además, en una tertulia televisiva que tuvo lugar cerca de la fecha de las Fiesta Nacional del 12 de Octubre, a la madrileña se le preguntó sobre su manera particular de celebrar dicha festividad, ella se limitó a responder que en casa tenían la costumbre, desde joven, de irse al pueblo de los familiares. Cuando además se le preguntó si ella celebraba la fiesta, ella respondió con un ligero “Sí” entre risas, y desviando la mirada.

Por ello, las críticas de Martu Garrote son sin duda ante los resultados de su partido. No son críticas a los fallos del mismo, a pesar de conocerlos bien a fondo. En ella podemos encontrar lo mejor del PSOE, en el sentido de su dinamismo y energía, pero al mismo tiempo nos enseña los fallos que en los últimos años han llevado al PSOE a perder más y más poder en cada cita electoral.

Compartir
Juan José Alférez Cara
Biólogo y escritor aficionado. Periodista científico en informeinsolito.com , encargado de la sección de Mundo Natural. Hablo inglés, francés e italiano. Experto en la medición del efecto del cambio climático en reptiles ibéricos.

No hay comentarios

Deja un comentario