¿Cuántos impuestos pagarás si te toca la lotería?

1

Para los aficionados a la lotería y juegos de azar, queremos recordar, desde La Tribuna Económica, que la Lotería de Navidad también tributa a Hacienda, y además lo hace de forma generosa. Y es que en 2013 se incluyó, en los Presupuestos Generales del Estado, una penalización fiscal que afecta al conjunto de premios de Loterías y Apuestas del Estado.

Publicidad

Los jugadores, en primer lugar, deben saber que los premios superiores a 2.500 euros deben pagar impuestos, quedando los primeros 2.500 euros exentos de tributación. Asimismo, si le toca el premio gordo, 400.000 euros, debe destinar 79.500 euros a las arcas públicas. Esta es la recaudación directa, que aunque es menor de lo esperado, el año pasado, en 2014, las arcas del Estado ingresaron 456 millones de euros por este concepto.

Por tanto, en el momento del cobro, la Agencia tributaria retendrá el 20% del premio obtenido, siempre que éste sea mayor a 2.500 euros. En el caso de que se juegue con una participación, aunque el premio de ésta sea menor a 2.500 euros, si el décimo original es mayor a esta cantidad, tendrá que tributar y, por lo tanto, la participación se verá minorada en la parte proporcional del impuesto. Por ello, el gestor del décimo tendrá que acreditar ante la Agencia Tributaria que el decimo fue segregado en participaciones. En caso contrario, se entenderá que se ha realizado una donación y, por consiguiente, se tendrá que tributar como tal.

Publicidad

Una vez cobrada la cantidad restante (80% del premio original), tendremos que pagar el 21% de la cantidad consumida en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido, conocido como IVA. Pero no queda ahí la cosa, ya que por el dinero que consigamos ahorrar, tendremos que tributar por los rendimientos que haya generado, en el caso de que, por ejemplo, hayamos constituido una imposición a plazo fijo.

Si además ese dinero queremos repartirlo entre nuestro hijos, por ejemplo, tendremos que tributar como una “donación”. Y si simplemente lo dejamos en el plazo fijo generando una rentabilidad determinada, cuando fallezcamos los herederos tendrán que tributar por él en concepto de “Sucesiones”.

Publicidad
Compartir
José Cristian Callejón Villalobos
Titular de “Asesoría Callejón” y autor de “El Resultado de un Proceso Burbujístico”. Economista, Máster en Dirección de Empresas y esperando retomar el doctorado de Economía Financiera.

1 Comentario

  1. Lo mejor es debajo de una losa, ni genera beneficios ni tampoco perjuicios, lo que tendría que pasar es si juegas a la lotería y pierdes, pues también hacienda que pague su parte, ya que cuando es premiado, lo reclama, hacienda somos todos hasta ella, un saludo.

Deja un comentario