Concejales de Madrid realizan exóticos viajes, ¿con dinero público?

0

El equipo de gobierno de Manuela Carmena no deja de generar polémica en torno a la ausencia de transparencia, a pesar de sus promesas electorales en sentido inverso. Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid no apunta si los viajes realizados por los miembros de Ahora Madrid fueron en representación del Consistorio o a nivel particular y tampoco indica quien sufrago los mismos.

Publicidad

Cada semana, concejales y altos cargos del Ayuntamiento abandonan territorio nacional con el objeto de desplazarse a destinos cuando menos llamativos. Podemos destacar, entre otros, los siguientes:

El sobrino de la alcaldesa, Luis Cueto, a pesar de ser un cargo de confianza no electo, es decir, elegido a dedo, no deja de realizar viajes a nivel intrenacional. El pasado 21 de abril se desplazó a Ámsterdam donde participó en un foro europeo. El mes pasado, estuvo en Nueva York, en unas jornadas organizadas por la OCDE y la Fundación Ford.

Publicidad

Pablo Soto, edil de Transparencia, cuelga todos y cada uno de los viajes que realiza; por ejemplo, ha estado en las Azores, en Londres o en Suiza. Sin embargo, no ha hecho público cómo se han financiado dichos viajes ni si verdaderamente son necesarios para incrementar la calidad de vida de los madrileños y madrileñas.

Rita Maestre, portavoz municipal, además de haber estado recientemente en Andorra, tiene un viaje previsto a Bolivia. Del mismo modo, fue una de las concejales que participó, con dinero público, en un acto desarrollado por Podemos en La Coruña.

Publicidad

Estos son algunos de los movimientos realizados por los “concejales del cambio”, los cuales parecen tener “mancha ancha para unos y estrecha para otros”. Es por ello que tendrán que dar explicaciones en el próximo pleno, donde la oposición pedirá que puntualicen, en la web de transparencia, todos los detalles sobre los viajes y su financiación.

Compartir
Victor Sánchez
Periodista, colaborador de diferentes medios de comunicación y amante de la verdad.

No hay comentarios

Deja un comentario