Científicos afirman que el virus SIDA fue creado en un laboratorio

0

El profesor Jacob Segal, antiguo director del Instituto Biológico de Berlín, descubrió, tras iniciar sus investigaciones en el ámbito del SIDA, que este tipo de virus no pertenece a ningún animal y no proviene, de forma original, de la naturaleza. En este sentido, elaboró una serie de textos sorprendentes en los que exponía el resultado de su investigación para, posteriormente, divulgarlos. De este modo, otros científicos empezaron a investigar la verdad sobre el origen del Sida, ya que existían muchas dudas acerca de como logró expandirse.

Publicidad

Resultaba, por lo tanto, que este virus no podía expandirse a través del proceso natural de evolución y mutación; solo existía la posibilidad de que alguien hubiera modificado genéticamente un compuesto del virus mediante ingeniería genética. Asimismo, el potencial destructivo del VIH podría haber sido, incluso, previsto por sus supuestos creadores, ya que su patología combina los efectos complementarios de ambas enfermedades: el sida y el visna. Los pacientes que no fallecen a causa de la deficiencia inmunológica provocada por el virus, terminan presentando el mismo tipo de deterioro orgánico que las ovejas infectadas por el visna.

Una de las características más destacadas de la teoría de Segal reside en que nadie se haya tomado la molestia de comprobarla, a pesar de sería verdaderamente fácil llevar a cabo la prueba con los servicios que pueden encontrarse en un laboratorio.

Publicidad

Por el contrario, la teoría oficial sobre el origen de le enfermedad tuvo una gran difusión en los medios de comunicación. Según ésta, el sida se habría originado entre determinadas especies de monos africanos, de los que habría pasado al hombre a partir de una mutación, y así logro expandirse a nivel mundial. Los primeros casos de sida en África nos remiten a antes de 1983, cuando al parecer se llevó a cabo una vacunación masiva contra la polio. Sin embargo, mucho antes de 1978 comenzaron a registrarse casos entre la comunidad homosexual de varias ciudades de los Estados Unidos.

El Profesor Segal estuvo mucho más cerca de la verdad, él declaró como dos funcionarios de la embajada de Estados Unidos fueron a visitarlo a su domicilio, con la intención de interrogado sobre lo que sabía acerca de la enfermedad. Segal cree que las personas que lo visitaron eran agentes de la CIA y estaban seriamente preocupados por el encubrimiento oficial sobre el verdadero origen del sida. Él les dijo que sabía que los experimentos realizados se produjeron a mediados de los setenta en Fort Detrick, donde el Cuerpo de Investigación Médica del Ejército de Estados Unidos tiene su sede.

Publicidad

Otros científicos empezaron a investigar y pronto llegaron a la misma conclusión que el Profesor Segal, pero por desgracia muchas revistas prestigiosas de medicina y medios de comunicación en aquellos tiempos se negaron a divulgar las investigaciones que revelaban que el sida podía tratarse de un virus artificial creado, presuntamente, como arma biológica.

Compartir
Oscar Fernández García
Es titulado como técnico en naturopatía y experto en plantas medicinales (APENB). También posee la titulación correspondiente en acupuntura y es autor del libro "Los millonarios de la enfermedad". Twitter : oscar_fgarcia Web: oscarfernandezgarcia.wix.com/oscarfgarcia

No hay comentarios

Deja un comentario