El ayuntamiento de Boadilla quiere ahora acabar con los gimnasios

0

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte acaba de anunciar la próxima apertura de un gimnasio en el Pabellón de Deportes Rey Felipe VI de la bonita localidad madrileña de 50.000 habitantes. Todo ello tras una, por ahora, primera inversión de 135.000 €, equipamiento a parte.

Publicidad:

En Boadilla ya existen varios gimnasios, de diferentes precios, servicios y prestaciones, según las necesidades y posibilidades de cada persona interesada en acudir a uno de estos establecimientos. Estos gimnasios que ya existen son fruto del esfuerzo de unos emprendedores que han arriesgado su dinero y han empeñado sus energías en crear una empresa en Boadilla, que crean empleo y pagan sus impuestos en el municipio. Es decir, contribuyen a la prosperidad del municipio y crean riqueza.

Pues bien, el ayuntamiento, con el dinero de todos los vecinos, pone un gimnasio para hacerle la competencia a los que ya existen. Y da igual si el gimnasio del ayuntamiento va bien o va mal, si tiene usuarios o no. Si pierde dinero, pagamos todos. Los que van al gimnasio y los que no.

Publicidad:

El intervencionismo público acaba ahogando la iniciativa privada y la libertad. Y lo que antes era creación de riqueza y prosperidad ahora será más gasto del ayuntamiento, más déficit y más impuestos. Si como consecuencia de esta competencia desleal, algún gimnasio de los ya existentes se ve obligado a cerrar, habrá menos competencia, y los vecinos tendrán menos libertad de elección. Siempre el proceso intervencionista tiene las mismas consecuencias.

Esto es una prueba más, de ámbito local, del consenso socialdemócrata. La mayoría de los vecinos valorarán muy positivamente que el ayuntamiento se meta a empresario de gimnasios. El alcalde se realizará la correspondiente foto el día de la inauguración. Y la oposición exigirá que se construyan un par de gimnasios más con cargo al presupuesto municipal porque uno es poco. Y lo peor de este caso, es que el alcalde encima va presumiendo de liberal. Estos falsos liberales desprestigian el liberalismo y perjudican la defensa de la libertad.

Publicidad:

A los liberales no nos queda más remedio que hacer pedagogía diaria en todos los ámbitos, por muy pequeños que estos sean, para combatir esta lacra socialdemócrata que amenaza nuestra libertad y la de nuestros hijos. Es más, sólo si denunciamos estos desmanes de nuestro día a día tendremos alguna oportunidad de salvarnos.

Otra cosa es que consigamos explicarnos o que nos entiendan, pero ese es otro cantar, y una asignatura que creo nos vuelve a quedar para septiembre.

El Club de los Viernes
El Club de los Viernes
Compartir
Francisco Boza González
Directivo de empresas de servicios sociales desde hace más de 14 años. Executive MBA del Instituto de Empresa (I.E.). Máster en Gestión y Dirección de Centros de Servicios Sociales de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla. Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. Casado y con dos hijos.

No hay comentarios

Deja un comentario